James Cameron pasó mucho tiempo perfeccionando los cielos en Titanic, pero no tuvo tiempo de corregir varios errores en la película

Titanic James Cameron
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

A pesar de que Titanic se convirtió en una de las películas con más premios y taquilla de toda la historia del cine, no está exenta de errores. Desde su debut en cines en 1997, James Cameron puede presumir de un trabajo brutal que muy pocas películas han podido superar a nivel taquilla, siendo dos de ellas del propio Cameron.

Sin entrar en grandes detalles, James Cameron narra una pequeña y emocionante historia de amor entre un joven afortunado que logra subirse de última hora al barco y una chica adinerada que se enamora perdidamente del muchacho. Claro que en algún momento la historia da un giro dramático para pasar de los problemas en su relación al terrible hundimiento de la nave y la inminente muerte de los protagonistas.

Kate Winslet y Leonardo DiCaprio se convirtieron en una de las parejas más reconocidas en la historia del cine, quienes prácticamente definieron el amor para toda una generación... o al menos la versión noventera de dicha palabra. Sea como sea, a pesar del obsesivo control de James Cameron en la película, Titanic tiene un algunos errores que no dejan dormir al cineasta, mismos que se ha visto obligado a corregir con los reestrenos de la cinta.

Uno de estos errores es el cielo en el transatlántico durante las noches. Según señala el astrofísico Neil deGrasse Tyson, con la latitud de ese momento sería imposible ver un cielo cómo el que muestra la película. James Cameron no solo aceptó la crítica sino que además modificó el cielo según las indicaciones de Neil deGrasse Tyson para la versión en 3D de la película que se estrenó en 2012.

Titanic James Cameron Errores
Un cielo científicamente incorrecto

Otro error más complejo de corregir pero que forma parte de la película, tiene que ver con el hecho de que Jack, el personaje de Leonardo DiCaprio, menciona que estuvo pescando en el hielo del lago Wissota en Wisconsin, pero ese lago artificial fue excavado hasta 1917, cinco años después del hundimiento del barco. Una "pequeña" falla en la línea de tiempo, pero suficiente para la trivia de Titanic.

Mientras busca la forma de cómo corregir la actuación de Leo DiCaprio, James Cameron tiene toda su atención en Avatar, la saga de ciencia ficción que lleva dos de cinco entregas y que acaba de sufrir un pequeño retraso.

Inicio