Este es el impactante cambio en la historia que ocurre cuando terminas Starfield más de una vez: explicamos el final de Starfield y por qué su New Game+ es único

Este es el impactante cambio en la historia que ocurre cuando terminas Starfield más de una vez: explicamos el final de Starfield y por qué su New Game+ es único

Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
Tu Mataste A Mi Padre Te Explicamos La Sorpresa Que Nos Llevamos Al Terminar Starfield Por Segunda Vez Y Por Que Su New Game Es Algo Que Jamas Habiamos Visto

Han pasado ya, poco más de dos semanas desde que Starfield llegó a manos de todos los suscriptores de Xbox Game Pass Ultimate. Aunque a un paso normal, la mayoría de los jugadores todavía debería estar lejos del desenlace, no dudamos que muchos hayan desistido por no entender Starfield o, del lado opuesto, otros tantos hayan tomado la ruta exprés para terminar con el trámite lo antes posible.

En cualquier caso, y a diferencia de muchos otros juegos, con Starfield vale la pena llegar al final, sin importar a qué ritmo. Aquí, los créditos son apenas el comienzo de un meta por demás peculiar que Bethesda jamás había implementado en sus demás títulos (o, cuando menos, que yo lo recuerde).

"Eso ya lo hace Diablo" -pensarán algunos-. Sí y no. Con juegos como Diablo 4, terminar la historia pone en marcha una tarea por dar con el mejor gear, pero la trama se vuelve, más o menos obsoleta -sino es que ya lo es en la primera pasada-.

En Starfield la trama no es obsoleta, y a lo largo de tu primer recorrido por ella, tomarás decisiones que no solo moldearán tu primer final, sino lo que viene después. Déjanos explicar, no sin antes advertir que aquí, OBVIAMENTE, HABRÁ SPOILERS. ESTE ES UN CONTENIDO RESERVADO PARA QUIENES YA TERMINARON EL JUEGO, UNA VEZ.

Cuál es el final de Starfield

La trama de Starfield gira en torno al hallazgo de una serie de artefactos misteriosos, cuyo propósito se desconoce. Descubrirlo es la motivación del grupo de exploradores Constelación y, como seguramente te imaginas, el desenlace revela cuál es su naturaleza, aunque no su origen.

Pero antes de llegar a la gran revelación, también descubres que seres enigmáticos y, aparentemente, agresivos, llamados Estelares, están detrás de los artefactos: el Emisario y el Cazador.

Estelares

En esencia, los artefactos son piezas de una esfera capaz de abrir un portal en el espacio-tiempo (la Unidad), una puerta hacia multiversos. Por supuesto, el concepto de multiverso está agotadísimo a estas alturas, pero si hay un lugar donde todavía encaja a la perfección es aquí, pues la ciencia ficción de Starfield tiene sus raíces en teorías astronómicas reales que avalan la existencia de dicha hipótesis.

¿Estás vivo? ¿Estás muerto?

Una vez que reúnes las piezas de la máquina -por así llamarle-, tienes que tomar una decisión. Resulta que el Emisario y el Cazador son, a su vez, exponentes de dos visiones diferentes del cosmos, una en la que la Unidad debe resguardarse para no caer en malas manos; y otra en la que está al alcance del que llegue a ella primero, básicamente.

En el desenlace, tú decides con cuál de las dos visiones te alineas -podrías ir en contra de ambas-. Y, al final, das el paso a través del portal, no sin antes conocer las consecuencias de tus primeras decisiones y descubrir que todo el proceso del que fuiste parte, se ha repetido incontables veces en múltiples universos y en múltiples ocasiones. Es por eso que, antes de cruzar hacia el nuevo comienzo, te topas con otra versión de ti mismo.

¿Estás vivo? ¿Estás muerto? ¿Es el portal lo que siempre hemos interpretado como el cielo y la reencarnación? Son preguntas interesantes que tu personaje puede hacer, y te volarán la cabeza si lo tuyo es la filosofía, la astronomía o la ciencia ficción de películas como Contact, con las cuales, Starfield parece compartir algunos aspectos.

Launidad

Por qué el New Game+ de Starfield es único

Una vez que cruzas el portal, comienza el New Game+ de Starfield. Como era de esperar, pierdes todo, excepto tus habilidades, tu nivel y la Frontier, pero tu personaje no es realmente el mismo, pues ahora, tú eres un Estelar. En pocas palabras, eres como el Heraldo o como el Emisario. Portas una armadura avanzadísima y tienes una nave proporcionalmente poderosa, y eso es apenas la punta del iceberg de todo aquello que cambia cuando reinicias el juego.

Tu primera escala, tras convertirte en Estelar, es la Logia, el cuartel general de Constelación, cuyos miembros, como era de suponer, quedan perplejos ante tu arribo, pero son ellos mismos: Sarah, Walter, Barrett, Matteo, etcétera.

Launidad2

Ahí, enfrenté una decisión nueva, reconocer que estaba en un universo paralelo y podía ahorrar tiempo a Constelación, encontrando los artefactos rápidamente, o seguirle el juego -literalmente- a Constelación para repetir toda la historia, aunque con opciones de diálogo reservadas para alguien atípico… como yo. A estas alturas, probablemente ya notaste que jugar Starfield más de una vez, no es exactamente una reiteración íntegra de la experiencia.

Terminar Starfield, una y otra vez, oculta un juego alternativo

Opté por ahorrarme toda la historia e ir directo por los artefactos. Con esa opción, el juego se convirtió, prácticamente en un simple shooter, pues las side-quests quedaron anuladas -salvo por los encuentros aleatorios- y el recorrido fue veloz… cinco horas, tal vez. De ahí que varios jugadores hayan hablado, rápidamente, de terminar el juego tres, cuatro o más ocasiones. De no tener presión, hubiéramos preferido repetir el juego íntegro, pero en aras de la ciencia, lo rusheamos.

Tú mataste a mi padre

Llegué a las puertas de la Unidad otra vez, crucé y, al salir por el otro lado, me topé con el mismo trámite que la primera ocasión. "Ok, esto es un bucle" -concluí-. Sí, hay una progresión persistente y opciones de diálogo especiales, pero nada más.

Fue hasta que me encaminé a la Logia por tercera vez, que di con la verdadera magia detrás del New Game+ de Starfield, y del juego, en general. En vez de encontrarme con Sarah y el resto del equipo, al interior de la mansión, me esperaba un comando de estelares. Al verlos, sentí una emoción especial, pues no esperaba que el inicio del juego cambiara tan radicalmente.

Estelarespadre

"Tú pagarás por lo que le hiciste a mi padre", gritó uno de ellos. Se trataba, ni más ni menos, que de Cora Coe, la hija de Sam, uno de los muchos miembros de Constelación, con los que había compartido aventuras y quien, en mis otros runs, había sido siempre una niña.

Mi quijada se fue al piso. En este universo, la hija de Sam ya era adulta y, no sólo eso, provenía de un universo distinto, uno en el cual su padre había muerto por culpa de mi personaje… o, bueno, de mi yo, de otro universo. Un evento así resultaría innecesariamente rebuscado, de no ser porque, como explicamos hasta este punto, la trama de Starfield te lleva de la mano hasta ese punto. Vaya, tiene sentido. Cora nos obligó a salir de la Logia, sin mediar más palabras.

Esta vez, ya sin el rush de entregar contenidos -aunque sí con la presión de nuevas reseñas- nos gustaría probar el juego completo y llegar a un cuarto comienzo para ver qué es nuevo -aunque quizás no podremos hacerlo, ante la decisión de Cora-. Pero lo cierto es que, en el terminar una y otra vez Starfield se oculta un juego alternativo, cuyos misterios están reservados para los pacientes y que, guste o no, constituye algo muy, pero muy especial en el juego de Bethesda, algo que muchos jamás disfrutarán. Sobra decir que tampoco podemos esperar por el DLC en 2024.

Inicio