Tic-toc: el acuerdo entre Microsoft y Activision tiene un tiempo límite, después de eso, podría venirse abajo

Tic-toc: el acuerdo entre Microsoft y Activision tiene un tiempo límite, después de eso, podría venirse abajo
Sin comentarios

Lo que parecía un gol cantado para Microsoft en la multimillonaria compra de Activision, ha venido complicándose cada vez más, en la medida que órganos regulatorios empiezan a intervenir. La puntilla vino ayer, cuando el medio estadounidense Politico reportó que la Comisión Federal de Comercio trataría de bloquear la transacción durante el próximo mes.

Dicho eso, la impugnación del gobierno estadounidense, no necesariamente implicaría la perdición del acuerdo, pero sí la posibilidad de un juicio y, más importante todavía, retrasos. Las fusiones suelen demorar, precisamente por toda esta serie de inconvenientes, pero ésta en concreto, tiene un tiempo límite: julio. Después de eso, las cosas se ponen inciertas, explica Politico.

"Las compañías tienen hasta el próximo julio para cerrar el trato sin tener que renegociar el acuerdo", explica el medio político. "Una demanda administrativa presentada más tarde este año o en enero, probablemente no se resolvería para julio, y podría forzar a las compañías a abandonar el acuerdo."

Eso sin mencionar que hay 16 procesos en marcha con otros órganos regulatorios, incluyendo Unión Europea y Reino Unido, país ante el que ambas, Sony y Microsoft, se han abierto de capa, revelando toda clase de secretos para beneficio de su causa.

De acuerdo con Politico, si toma acción, la Comisión Federal de Comercio llevará el caso ante su propia corte, pudiendo recurrir incluso a un mandamiento temporal para frenar todo, aunque como no existe el riesgo inminente de que se cierre el acuerdo, probablemente no haga falta ese recurso.

Cabe acotar que el reporte de Politico está basado en testimonios de fuentes anónimas, allegadas al proceso, pero todavía no es un hecho y, como reportamos en otro momento, el dictamen final podría no destruir el acuerdo por completo, sino ponerle ciertas condiciones. ¿Cuáles? Eso está por verse.

"[El gobierno] puede permitir que se concrete la fusión sin tomar medidas, puede pedir a las compañías que se deshagan de ciertas líneas de negocio para evitar la impugnación o presentar una demanda ante la corte para, entonces sí, detener la fusión", nos explicó hace varios meses, David Golden, abogado especialista en materia de competitividad.

Cualquiera que sea el caso, la fusión entre Microsoft y Activision ya tiene tintes dramáticos e históricos para la industria.

Temas
Inicio