La ESA confirma el regreso del E3 en junio de 2023, y anuncia su asociación con los productores de PAX y Star Wars Celebration

La ESA confirma el regreso del E3 en junio de 2023, y anuncia su asociación con los productores de PAX y Star Wars Celebration
Sin comentarios

El que fuera el evento más célebre de los videojuegos durante 20 años, E3, atraviesa desde 2018 por una crisis de identidad que, aunada a la pandemia, ha puesto en tela de duda su supervivencia. Con ello en mente, no sorprende que esta mañana, la ESA haya anunciado un golpe de timón: un acuerdo con ReedPop, los organizadores de PAX y Star Wars Celebration, para la organización del E3 2023, durante la segunda semana de junio. Un evento que volverá al Centro de Convenciones de Los Ángeles y será 100% presencial.

"E3 2023 dará, nuevamente, la bienvenida a publishers, desarrolladores, periodistas, creadores de contenido, fabricantes, compradores y licenciatarios. El evento también tendrá eventos digitales y componentes de consumo en persona", explica el comunicado oficial, en un fragmento clave donde no se hace mención de fanáticos.

"Por años, hemos escuchado, oído y estudiado la retroalimentación de la comunidad global del gaming. E3 2023 será, ciertamente épico: un regreso a la buena forma que rinda homenaje a lo que siempre funcionó, mientras reconfigura aquello que no funcionó y establece un nuevo estándar para las expos de videojuegos en 2023 y más allá", añadió la nueva cabeza del equipo organizador del E3, Kyle Marsden-Kish.

Cabe destacar que el evento atravesaba y aún atraviesa por una crisis de identidad y relevancia, causada por el abandono de varias marcas y por la transformación del marketing de videojuegos a lo largo de la última década. Con ello en mente, E3 ya había abierto sus puertas a los fans desde 2017 y para 2020 buscaba integrar influencers, dos movimientos controvertidos que habían generado más división entre los participantes.

En 2021, el evento trató de volver bajo un formato digital que pasó auténticamente desapercibido y, quizás por eso, la ESA prefirió cancelar la edición de este año.

El nuevo E3 enfrentará desafíos inéditos

Si bien se echa de menos el glamour y la energía del E3, la industria ha sobrevivido sin la expo y, durante su ausencia, nuevos actores se han ganado un lugar en la escena de los eventos veraniegos de videojuego, empezando por Summer Game Fest, el cual ya anunció una edición física para 2023.

Otro evento que ya venía ganando tracción, incluso desde antes de la pandemia, es Gamescom, el cual también acapara reflectores durante el verano y, por más extraño que suene, los Game Awards, ahora también concentran muchos anuncios importantes.

A falta de E3, las compañías no sólo siguieron haciendo presentaciones independientes en directo, sino que su número creció y se distribuyó más allá de junio. De hecho, Ubisoft ya anunció una nueva edición de su showcase, bautizado Ubisoft Forward, para septiembre. Todo esto diluye la relevancia de eventos y conferencias individuales.

Con estos factores, la ESA -y ahora ReedPop- encontrarán un reto considerable en el tratar de persuadir a los publishers y fabricantes de regresar a los confines del Centro de Convenciones de Los Ángeles, para un evento unificado, donde todos tienen que compartir la misma atención.

Dicho eso, por su lealtad al evento, podemos estar seguros que, cuando menos Xbox y Nintendo, estarán presentes en el E3 2023. Lo demás está por verse.

Temas
Inicio