PlayStation paga por bloquear juegos en Xbox Game Pass, pero eso es solo la punta del iceberg
PS5

PlayStation paga por bloquear juegos en Xbox Game Pass, pero eso es solo la punta del iceberg

El escándalo generado por la información que se desprendió de los documentos del gobierno brasileño, en torno a la certificación de la compra de Activision, ha sido tremendamente costoso para PlayStation, pues en el lapso de un par de semanas ha quedado como una marca malévola y/o quejumbrosa. Y el asunto no para, pues apenas hace unas horas, de ese mismo lugar se desprendió evidencia que apunta a que Sony paga a ciertas compañías por mantener sus juegos fuera de Game Pass.

La lectura inmediata que se le puede dar al asunto es, de nueva cuenta, que PlayStation -y por extensión Sony- es una marca macabra que sólo desea la perdición de los gamers, pero ese un análisis que confiere a la marca atributos humanos que no le corresponden; promueve la manipulación de la opinión; y, más grave aún, abona a la toxicidad.

Como el modelo de negocios de Xbox Game Pass funciona mediante pequeños y periódicos pagos, a cambio de acceso irrestricto a una librería con varios juegos, la sensación es la de que PlayStation está sobornando a otros para no dejarte recibir juegos "gratis", aunque en realidad, no sean precisamente gratis y se necesiten dos para bailar tango. ¿Has reflexionado, por ejemplo, sobre la posibilidad de que sean los estudios o los publishers los que se acerquen a PlayStation buscando privilegiar sus intereses, lejos de Game Pass?

¿Qué modelo de negocio te conviene más a ti?

Aquí no tenemos un asunto de buenos y malos, sino de dinero contra dinero. Como expusimos en otra columna, PlayStation y Xbox son compañías muy diferentes, que compiten en condiciones diametralmente distintas.

La lectura más inmediata del asunto Game Pass Vs. PlayStation Plus apunta a que Sony sea avara o categóricamente "malévola" por no poner sus exclusivas en su programa. PlayStation es, entonces, Satanás, hasta que caes en la cuenta de que Sony es una empresa que hace una cuarta parte del dinero que Microsoft o menos. Esa diferencia permite a Microsoft subsidiar el costo de las ventas perdidas para las compañías que forman parte de sus programas, una propuesta que, para juegos que apuntan a ventas modestas, puede resultar incluso más atractiva que la de salir a la venta directamente.

¿Por qué MLB The Show terminó en Xbox Game Pass cuando era prácticamente sinónimo de PlayStation? Probablemente porque estaba vendiendo muy poco allá y la liga de béisbol concluyó que le venía mejor recibir un coste de licencia seguro e incrementar su número de jugadores, que seguir saliendo a la venta en una sola plataforma, con números reducidos y tal vez, decadentes.

PlayStation está compitiendo desde una posición adversa que la limita a medidas de sabotaje

¿Por qué Ubisoft y Electronic Arts no ponen sus juegos en Game Pass el día del lanzamiento? "¡Ah, porque son malévolas!" Puede ser eso o puede ser que simplemente no quieran alinearse con ese modelo porque no les conviene, ¿por qué no les conviene? Porque venden un chirrión de dólares con las cosas como están. Desde esa posición, pueden acercarse a PlayStation y decir, "¡Hey! ¿Qué me ofreces por salir en PlayStation y no en Game Pass?". Es ganar-ganar para ellos.

Hay que sacarse de la cabeza esta idea rápida de que PlayStation los tiene a todos amarrados de manos. Las compañías detrás de los juegos que llegan a PlayStation Plus, en exclusiva, y no a Game Pass analizan qué les conviene más también.

De hecho, no hace falta quebrarse la cabeza demasiado. Cuando aparece la hoy emblemática frase "Xbox Exclusive" en pantalla, durante E3, ¿tú qué crees que hay detrás? Un contrato que, como todo buen acuerdo legal, seguramente dice con todas sus letras que el software en cuestión no debe salir en productos ajenos, incluyendo pero no limitándose a los de PlayStation y PlayStation Plus por un tiempo determinado, a cambio de equis, yé y zeta. ¿Eso está mal o está bien? Más interesante aún, ¿por cuánto tiempo ha existido eso sin que seas consciente de ello y qué compañías lo han implementado? Probablemente todas o todas desde que existe el concepto de "exclusiva".

Ahora bien, qué modelo de negocio te conviene más a ti como consumidor es una cuestión completamente distinta, y ahí sí puedes concluir que Xbox es lo mejor y por un amplio margen. El debate aquí debe centrarse, precisamente, en qué propuesta ofrece más valor, dejando de lado la lectura inmediata de que una compañía es, sencillamente, mala y otra simplemente buena porque es eso precisamente lo que nos aleja del terreno de la oferta y la demanda, y nos pone en la órbita del insulto y la respuesta al insulto.

¿A cuántos estudios y publishers puedes pagar para que se mantengan lejos de Game Pass y por cuánto tiempo?

Dicho tooodo eso, debo confesar que tras horas de reflexionar sobre el tema, caí en la cuenta de una variable que no había considerado. Hasta este punto he dado por hecho que PlayStation está aplicando esta especie de "cláusula" en casos como el de Stray, donde la idea es que el título en cuestión no sólo no llegue a Game Pass, sino que, en su lugar, llegue a PlayStation Plus. Pero cabe la posibilidad de que Sony esté ejecutando esta maniobra con juegos que no van a estar en PlayStation Plus y a los que sencillamente busca alejar de la plataforma de Microsoft.

Siendo congruente con lo que he expuesto hasta ahora, me cuesta creer que Sony está actuando solamente de "mala fe". Son corporativos enormes que estudian cada paso que dan y lo sé porque laboro en uno de mucha menor escala donde sin embargo, cada paso se planifica. Es difícil imaginar que una empresa japonesa como Sony, aplicaría una estrategia así, dejando escapar una risa malévola cada vez que lo hace y retorciéndose los bigotes. Pero eso no significa que se pueda considerar una táctica inteligente. ¿A cuántos estudios y publishers puedes pagar para que se mantengan lejos de Xbox Game Pass? ¿Por cuánto tiempo?

Que PlayStation realmente esté desembolsando sumas que seguramente son muy considerables por "bloquear" juegos sueltos, es equiparable a usar una escoba para tratar de barrer la arena de la playa. Quizás les gane tiempo de aquí a que PlayStation Plus se consolide bajo su nuevo modelo, pero aún así parece un desperdicio.

Cualquiera que sea el caso, lo que hemos visto esta semana refuerza la noción de que PlayStation está compitiendo desde una posición adversa, que la limita a medidas de sabotaje para responder a un modelo de negocio al que no puede aspirar y que resulta tan positivo para los consumidores que también es moralmente bien visto, lo que los convierte en los malos de la película si no lo imitan al pie de la letra. El resultado es una imagen deteriorada, un servicio inferior y una sensación de desesperación difícil de maquillar. Dicho eso, habrá marcas para las que el modelo Game Pass no sea atractivo por privilegiar sus propias ganancias y que prefieran irse con PlayStation, especialmente si PlayStation está regalando el dinero, sólo por alejarlos de Game Pass, en cuyo caso la ganancia sería doble: venta de juegos físicos y bono, simplemente por no estar en una plataforma que a algunos juegos y compañías quizás no les interesa por el momento. El tiempo pondrá todo en su lugar. Negocios son negocios, aunque eso no significa que todos sean buenos negocios.

Temas
Inicio
Inicio