Microsoft ofrece Call of Duty a PlayStation por 10 años, pero sigue sin haber acuerdo

Microsoft ofrece Call of Duty a PlayStation por 10 años, pero sigue sin haber acuerdo
Sin comentarios

El drama en torno a la compra de Activision por parte de Microsoft continúa. Desde que se anunció, Sony ha hecho todo lo posible por convencer a las autoridades antimonopolio de que constituye una maniobra negativa para la industria, especialmente por el rol que Call of Duty juega en el ecosistema multiplataforma. Ello ha obligado a Xbox a acercarse a PlayStation con toda clase de garantías y propuestas, la última de las cuales ofrece 10 años de Call of Duty a Sony, esto de acuerdo con un reportaje de The New York Times.

Cabe recordar que ya en septiembre, Jim Ryan, cabeza de Sony, había revelado que Microsoft se había acercado con la propuesta de extender el acuerdo actual por otros 3 años, un acuerdo que garantizaría la presencia del shooter en consolas PlayStation hasta 2027 o 2028, dependiendo de si incluimos 2023 en el trato, año en el que no habrá una nueva entrega de la franquicia. Una década nos pondría ya en 2033 o 2034.

El tabloide neoyorquino no especifica si PlayStation dio muestras de estar de acuerdo, pero sí asegura que Microsoft ha acusado a Sony de exagerar la importancia de Call of Duty, para bloquear la transacción. Jim Ryan, a su vez, rechazó la acusación y fue más allá, afirmando que Microsoft es un "gigante de la tecnología con un largo historial de dominio sobre las industrias" y que "es altamente probable que las alternativas que los jugadores tienen hoy desaparezcan si la compra se aprueba".

Al principio, parecía que los dimes y diretes no iban a surtir ningún efecto, pues las autoridades comerciales de Brasil y Arabia Saudí dieron su visto bueno rápidamente, pero de ahí en adelante, las cosas comenzaron a trabarse, con la Unión Europea y Estados Unidos encabezando una lista que incluye a 16 órganos regulatorios que analizan detenidamente la transacción.

La franquicia sigue haciendo montañas de dinero

El pleito parece suficientemente acalorado/desesperado, como para que sendos representantes de Xbox y PlayStation viajaran a Londres y a Bruselas, para exponer sus argumentos en persona, llevando incluso consolas para mostrar a las autoridades. Y es que la demora en el proceso está poniendo nerviosos a los accionistas, algunos de los cuales ya han preferido vender sus acciones, en vez de esperar para ver si el acuerdo pasa o no.

Cabe acotar además que PlayStation no es el único que se opone. Ni bien fue anunciada la compra, varios congresistas estadounidenses mandaron una carta a la Comisión de Comercio, manifestando su rechazo a la adquisición y advirtiendo sobre efectos adversos para los trabajadores de la industria de los videojuegos.

Con o sin Call of Duty, si pasa, la venta de Activision a Microsoft por casi 70 mil millones de dólares, se concretará hasta mediados del año próximo. Entretanto, la franquicia sigue haciendo montañas de dinero.

Temas
Inicio