Chile: Microplay insiste con su declaración de bancarrota; su principal argumento es la falta de recursos para pagar a sus trabajadores

Chile: Microplay insiste con su declaración de bancarrota; su principal argumento es la falta de recursos para pagar a sus trabajadores
1 comentario

Microplay es una de las tres tiendas sobre culturas gamer y geek más importante de Chile. No obstante, está viviendo sus peores momentos como empresa al auto declararse en quiebra a principios de enero. Con esta premisa, ingresó un recurso de reposición ante el 11° Juzgado Civil de Santiago argumentando que no tiene dinero para pagarle los sueldos a sus 177 trabajadores.

La defensa busca con este recurso legal que la justicia del país reconsidere la declaración de quiebra de la empresa, argumentando que las tiendas “han dejado de funcionar a contar del día 5 de enero de 2023 por imposibilidad absoluta de mantener la operación” y por eso está imposibilitada de pagar sus deudas.

“El Tribunal señala que hay insolvencia cuando la suma de los bienes y recursos es inferior al monto de las deudas. Dicha definición es errada en cuanto ignora la relevancia de la existencia y suficiencia de flujos para la continuidad de la operación; la insolvencia es un estado que va más allá del desequilibrio patrimonial”

Microplay S.A. posee un patrimonio de activos de $3.693.916.277 y pasivos de $5.704.217.481. Ante esto, la defensa señala que “no se vislumbra razón alguna como para afirmar que Microplay S.A no es insolvente en los términos que la Ley 20.720 indica”. En respuesta, la justicia reafirmó que la empresa tiene los recursos para pagar sus deudas, especialmente los sueldos de los trabajadores.

Microplay está pidiendo una vida extra

Microplay nació en 1998 y llegó a tener activas 30 sucursales a lo largo de Chile. Con los años, su prestigio subió como la espuma y llegó a contar con socios estratégicos como la Compañía de Inversiones Grupo Tecnológico Comseg desde 2004. Además, fueron pioneros en las ventas online, modo que adoptaron en 2006.

La empresa se convirtió durante los 24 años que estuvo activa en uno de los tres gigantes del rubro, junto a Zmart y Weplay. La compañía venía arrastrando una mala racha desde hace años. Entre las razones que esgrimen están el auge de la piratería, el Estallido Social de 2019, la Pandemia por COVID-19 y la actual sobre inflación mundial. Así las cosas, se declararon en quiebra el 5 de enero de 2023.

En cuanto a los compradores, varios señalan que la empresa llegó a esta situación debido al alto costo con el que vendían sus productos (valores que dicen ya eran caros antes de 2019) y a problemas en su atención y servicio.

Con esta premisa ingresó su liquidación voluntaria por insolvencia ante el 11° Juzgado Civil de Santiago, la cual fue rechazada. El organismo jurídico insiste en que la empresa tiene los recursos para pagar sus deudas y que está buscando eludir sus obligaciones económicas.

Solamente el tiempo y las medidas que tomen a futuro dirán si este gigante del rubro de compraventa de videojuegos y coleccionables en Chile recibirá una vida extra o terminará viendo la pantalla de Game Over.

Temas
Inicio